La densidad de las telas de las camisetas utilizadas en el proceso de producción es determinada por el grosor de la tela.
La solidez del color de la camiseta se prueba bajo luz y exposición a condiciones atmosféricas, lavado con aire y frotamiento para asegurarse de que el color no se mueva.
La solidez del color se evalúa visualmente mediante la comparación entre las muestras de prueba y las muestras estándar.