Las figuras femeninas que dejaron su marca en la historia militar

Hoy, 8 de marzo, es el día en que el mundo celebra los logros alcanzados por la mujer en todos los sectores: política, negocios, sociedad, arte y cultura, entre otros. Además. Día donde la mujer exige igualdad de género para disfrutar los mismos derechos que el hombre, véase salario, reconocimiento y oportunidad de ascenso.

Los primeros intentos comenzaron en 1907 en Nueva York, Alemania, Rusia y otros países europeos. Luego, en 1977, este día fue reconocido oficialmente por Las Naciones Unidas como el día internacional de la mujer.

Las Naciones Unidas escogen un tema cada año para celebrar este día. Este tema fue #metoo #timeisup en 2018, #eachforequal en 2019, y #breakthebias este año. Esto anima a todas las mujeres alrededor del mundo para que se unan a este movimiento y romper todos los prejuicios sociales de sus familias, escuelas y centros de trabajo.

Una mujer no puede ser tan exitosa como un hombre, eso es tarea de hombres, la productividad de la mujer decae cuando se casa y tiene hijos, la mujer antepone sus quehaceres ante el trabajo…Todos estos estereotipos circulan en nuestra sociedad hoy en día en diferentes maneras.

Decidimos unirnos a este movimiento de nuestra propia manera señalando algunas de las más populares figuras femeninas en la historia militar.

Las mujeres han probado su valor y han jugado rolles cruciales en muchas guerras. Como soldados, doctores, enfermeras e incluso como corresponsales de guerra. Demostrando que las mujeres pueden hacer grandes logros cuando tienen la oportunidad.

En este artículo, destacaremos 7 figuras femeninas que marcaron la historia de los ejércitos alrededor del mundo. Estamos hablando de:

Florence Nightingale

Sarah Emma Edmonds

Mariana Grajales de Maceo

Marguerite Higgins

Fatima Zohra Ardjoune

Milunka Savić

Sabiha Gökçen

Florence Nightingale

Nacida en 1820, Florence Nightingale, también conocida como “La señora con la lámpara” fue una valiente enfermera británica que abandonó su vida de tranquilidad y riquezas para atender a los soldados heridos de la guerra de Crimea durante el imperio Otomano.

Además de tratar heridas y de enseñar enfermería básica, se enfocó en la importancia de la higiene, sanidad y la alimentación apropiada para mantener la salud de los combatientes durante las batallas.

Demostró que muchos soldados estaban muriendo no por sus heridas, sino por enfermedades relacionadas con lo antes mencionado. Fue llamada “la señora con la lámpara” por mantenerse en vela durante la noche cuidando los pacientes.

Sarah Emma Edmonds

También comenso como enfermera, pero no fue así durante mucho tiempo. Era una adolecente que escapo de los abusos de su padre en Canada y fue hacia los Estados Unidos. Luego, se unió al segundo batallón de infantería de Michigan bajo las ordenes de Franklin Flint Thompson, sirviendo en los campos de batalla como enfermera al empezar la guerra civil.

Su carrera cambió cuando comenzó a disfrazarse para espiar al enemigo. Fue atrapada y desertó por varios años, pero en 1897, se convirtió en la única mujer en ser admitida por la Gran Armada Republicana, conocida como la organización de veteranos de la Guerra Civil. Murió unos años después.

Mariana Grajales

Mariana Grajales luchó por la independencia de Cuba durante la Guerra de los 10 años, La Guerra Chiquita y la Guerra Necesaria.

Participo junto a su esposo e hijos. Su papel estuvo principalmente enfocado en la atención de heridos, control de provisiones y campamentos mambises.

Fue exiliada a Jamaica después de la muerte de su esposo para proteger al resto de su familia. Durante los últimos 15 días de su vida, continuó organizando grupos de cubanos exiliados en Jamaica. Los cubanos han dedicados muchos proyectos para conmemorar los esfuerzos de Mariana y su familia. Los aeropuertos Mariana Grajales y Antonio Maceo son ejemplos de ello. Tan es nombrada como “La madre de Cuba”.

Marguerite Higgins

“No estaría aquí si no hubiera problemas. Los problemas son noticias, y la recopilación de noticias es mi trabajo.” Esta frase era de la periodista americana Marguerite Higgins, quien cubrió múltiples guerras y eventos políticos desde su temprano comienzo.

Su primera vez fue en el año 1944 durante la liberación del campo de concentración Dachau y los juicios de Nuremberg. Después, cubrió la guerra coreana, la guerra de vietnam y trabajó como una columnista para el Newsday.
Recibió el premio Pulitzer por reportaje internacional en 1951.

Fatima Zohra Ardjoune

Fatima Zohra Ardjoune es la primera del mundo árabe y la primera algeriana en servir como general del hospital militar Ain Naadja. Se unió al ejercito del pueblo argelino en 1972 para investigar acerca de las enfermedades hereditarias junto a su esposo.

De profesora a teniente coronel, su carrera estuvo llena de logros y triunfos. Una vez que se aprobó su tesis, trabajó supervisando investigaciones en universidades en la Escuela Nacional para Salud Militar después de su graduación.

Milunka Savić

Esta mujer serbia fue reconocida por muchos logros en un corto período de tiempo. Se disfrasó como hombre para luchar contra los enemigos en la guerra balca en lugar de su hermano. Su identidad fue revelada cuando fue herida y tratada en un hospital. Pero gracias a su competitividad y habilidades fue aceptada como una mujer guerrero.

Recibió 8 premios en total, algunos de ellos por servir en la primera guerra mundial. Para conmemorar esta heroína serbia, fue abierto con complejo con exibición permanente en 2020. Además, una banda sueca le dedicó una canción llamada “Señora de la oscuridad”.

Sabiha Gökçen

Sabiha Gökçen fue una aviadora turca. Durante su carrera, voló alrededor de 8,000 horas y participó en 32 operaciones militares diferentes. Fue la primera piloto de guerra en el mundo entero a la corta edad de 23 años. Como huérfana, fue uno de los trece niños adoptados por Mustafa Kemal Atatürk.

Fue conmemorada y reconocida muchas veces. Uno de estos tributos es el nombre del aeropuerto de Istanbul nombrado como ella. Es reconocida en los premios Guinness como la primera piloto de guerra y está en el poster de las fuerzas aéreas estadounidense como la única mujer dentro de los más grandes aviadores de la historia.