El estampado de camuflaje es uno de los más difíciles de conseguir.

El estampado de camuflaje es uno de los más difíciles de lograr, ya que los colores no tienen que mezclarse entre sí y deben de ser durables en la tela. Como sabemos, los soldados cuentan con una amplia gama de ropa militar, y entre ellas, una de las piezas más utilizadas son las camisetas.
Los tejidos que se suelen utilizar para fabricarlas son tejidos de algodón, ya que se usan para realizar actividades cotidianas, como deportes, limpieza y otro tipo de deberes que hacen transpirar a los soldados. Por lo tanto, deben llevar un tejido transpirable que les permita hacer todo su trabajo.
La densidad de las telas utilizada en el proceso de producción determina el grosor de la tela. La solidez del color de la camiseta Soldier se prueba bajo luz y exposición a condiciones atmosféricas, lavado con aire y frotamiento para asegurarse de que el color no se desprenda o se gaste. La solidez del color se evalúa visualmente mediante la comparación entre las muestras de prueba y las muestras estándar.